Busca de la madre subrogada

Para el rol de las madres subrogadas nosotros consideramos las mujeres:

- a la edad entre 20 y 35 años;

- sin costumbres nocivas (durante el programa prohibido que la madre subrogada fume, beba bebidas alcohólicas, consuma drogas y tenga los contactos sexuales);

- que tengan por lo menos un propio niño;

- cuyo parto anterior ha sido realizado por vía natural, es decir sin cesárea;

-  con la proporción normal del peso y de la altura (en particular, las mujeres con el peso excesivo no pueden ser admitidas a la participación en el programa según las razones médicas);

–  que tengan buena salud, ya que solamente aquellas mujeres  que pasaron  por los exámenes médicos correspondientes y no tienen ninguna contraindicación médica pueden ser admitidas a la participación en el programa

Los grados de la estabilidad psicológica

Uno de los índices más principales para ver si una mujer puede ser madre subrogada es su estabilidad psicólogica teniendo en cuenta que justo después del parto la mujer debe despedirse del niño a quien ella dio a luz sin siquiera verle.
El consentimiento del marido

Si la madre subrogada está oficialmente casada, antes de tomar parte en el programa ella debe obtener de la parte de su marido el consentimiento por escrito (certificado por el notario) de lo que él no está en contra acerca de la participación de su mujer en el programa de la maternidad de sustitución.