Infertilidad masculina

Antes la infertilidad solía ser considerada como la enfermedad principalmente femenina. Si el matrimonio no tiene hijos, será la mujer que es culpable. No obstante, los médicos lo consideraron de otro punto de vista. Ahora, si un matrimonio no puede concebir un niño, no se puede excluir el factor masculino.

Todos saben que dentro del organismo masculino se reproducen los espermatozoides, sin los cuales el proceso de la fertilización sería imposible. Toda la información genética que el organismo del hombre transmite a su niño futuro está en la cabeza del espermatozoide. Y para que sea más fácil para el espermatozoide a alcanzar el óvulo se utiliza la cola.

Los espermatozoides se producen en los conductos sinuosos de los testículos cubiertos del epitelio espermatogéneo. Después, los conductos sinuosos pasan a los rectos. Para madurar completamente y ser apto para la fecundización , un espermatozoide debe pasar por todos estos conductos. En los apéndicesde los testículos los espermatozoides se someten al proceso de la maduración completa y se hacen aptospara la concepción. Si en el organismo de un hombre se observa el proceso de una alteración reproductiva, la formación de los espermatozoides se altera también. Los testículos no pueden producir la cantidad suficiente de los espermatozoides necesarios para el proceso de la fertilización. La movilidad de los espermatozoides se altera, o la mayoría de los espermatozoides tiene algunos defectos en su estructura.

Las formas de la infertilidad masculina

Una de las formas es la de secretores. Se provoca por tales enfermedades como: la várice de las venas de un testículo, la hidropesía del testículo, ausencia del descenso de los testículos en el escroto, parotiditis, irradiación radiactiva, sífilis, tuberculosis, tifo, disfunciones hormonales, la toma de larga duración de los preparados antioncóticos, antiepilépticos, de unos antibióticos,hormones esteroides y antiandrógenes. .

Cuando tiene lugar la várice de un testículo o varicocele, se observa la dilataciónexcesiva de las venas de los testículos que no son capaces de dar el reflujo de pleno valor de la sangre. Como resultado de esto, la sangre se detiene desequilibrando la irrigación sanguínea del tejido del testículo “oprimiendo”su función.

La acumulación de la cantidad considerable del líquido que aprieta el testículo se llama hidropesía. Si esta enfermedad no se cura oportunamente, ella puede provocar la alteración de la irrigación sanguínea del tejido del testículo y llevar a un resultado muy desfavorable. Los resultados semejantes pueden ser provocados también por la hernia inguinal.

El virus de la parotiditis suele afectar varias glándulas del organismo. Primero, comienza la inflamación de la glándula salival, la cara del enfermo se hace de la forma redonda, por la que esta enfermedad se llama así. Luego, el proceso incorpora las glándulas sexuales, sobre todo eso concierne a los chicos. Si la inflamación de los testículos (orquitis) fue bastante intensa, pero el tratamiento necesario no fue realizado, posteriormente puede tener lugar la alteración considerable de la función reproductiva.

La influencia permanente de la radiación penetrante puede provocar no solamente el síndrome radiactivo y varias disfunciones del organismo, sino también deteriorar el epitelio espermatogéneo de los testículos lo que llevará a la reducción considerable de los espermatozoides. Las oscilaciones electromagnéticas considerables e intensas también pueden llevar al mismo resultado.

La temperatura frecuentemente alta influye de la manera deprimente en la función reproductiva de los testículos. Eso es muy palpitantepara aquellas personas a quienes les gusta pasar mucho tiempo en las saunas o tomando baño con el agua muy caliente. Los procedimientos así hay que acabarlos con la ducha del agua tibia o, al menos, dejar el cuerpo enfriarse antes de vestirse, si le importa a Usted – podrá tener niños en futuro o no. También, la regulación térmica de los testículos puede ser alterada por la ropa interior apretada, que estrecha demasiado los testículos al cuerpo.

Las enfermedades venéreas, infecciosas, oncológicas, hormonales diferentes, la toma durante mucho tiempo de los esteroides, alcohol, drogas provocan la reducción de la cantidad y de la cualidad de los espermatozoides.

Vamos a considerar la forma obturatoria de la infertilidad masculina. Esta forma de infertilidad hace imposible el movimiento de los espermatozoides por los canales deferentes.Si tiene lugar la alteración unilateral de la permeabilidad en el semen se observa la reducción del número de los espermatozoides, si la alteración es bilateral se observa la ausencia completa de ellos.

Las más de las veces esta enfermedad se desarrolla como resultado de la inflamación sufrida del epidídimo. Los conductos del apéndice del testículo se pegan o se obliteran y resulta que ninguno de los espermatozoides del testículo no puede penetrar en las glándulas vejigulares. El resultado será el mismo si uno tiene lesiones de los testículos o de la parte inguinaria del cuerpo, sobre todo si ellos no fueron examinados ni curados por médicos. Frecuentemente la impracticabilidad de los conductos deferentes progresa como el resultado de su alteración casual durante la operación de los órganos de la pelvis pequeña – la vejiga, el uréter, el intestino recto, etc.

A veces surgen las situaciones cuando después del examen médico de unas parejas infértiles no se revela ninguna enfermedad relacionada con la disfunción reproductiva. Además, ambos de ellos pueden tener hijos de otros casamientos. La causa de la infertilidad en este caso será la incompatibilidad inmunológica. En el organismo femenino se producen los cuerpos que provocan alergía a los espermatozoides del hombre. Lamentablemente, el tratamiento de esta forma de la infertilidad para hoy es un problema muy grande para los

andrólogosy ginecólogosde todo el mundo y no siempre se puede lograr el fin favorable por el vía ordinario.

Los aspectos psicológicos de la infertilidad masculina

Si el hombre sabía sobre sus enfermedades y las consecuencias a las que ellas podíanllevar, en la mayoría de los casos la noticia sobre su propia infertilidad es para él una pura sorpresa. A menudo, los hombres sufren mucho más del choque provocado por esta noticia, que las mujeres. Para los representantes del sexo fuerte la noción de la masculinidad es práticamente idéntica a la función sexual, por eso la incapacidad de tener hijos a veces hiere irreparablemente al amor propio masculino.