Cómo cuidar al bebé recién nacido durante sus primeros días

¡ Les felicitamos otra vez a la ocasión del cumplimiento del programa de la maternidad de sustitución y el nacimiento de su bebé tan esperado!

Los primeros días después de su nacimiento, cuando el bebé está en la casa de maternidad, es el personal médico que le cuida: le da a comer, le cambia los pañales. Al niño le dan alta de la casa de la maternidad junto con la madre subrogada. Eso acontece, como regla, al tercer o al séptimo día después del parto (eso depende de la vía por la cual fue realizado el parto – natural o la cesárea).

El día del alta le darán el bebé y desde ese momento hasta su salida de Ucrania tendrán que cuidarlo. Muchos padres tienen miedo de ello, pero, la verdad es que no hay nada de difícil.

Querríamos darles unos consejos acerca de la manera de cuidar al niño durante sus primeros días de la vida.

El niño recién nacido duerme casi todo el día. Por eso, todo el labor consiste en darle a comer, cambiar la ropa y los pañales, así como cuidar al cuerpo y la piel del bebé. Por eso, para el día del nacimiento hay que traer consigo a Járkov las cosas necesarias, cuya lista se puede consultar en la sección “Preparación para el parto”.

El niño consigue estar muy a gusto durmiendo en la bolsa transportable especial, allí se siente aún más cómodo que en la cuna, porque le gusta cuando su espacio está limitado. Por eso pueden pasar algunos días antes de su vuelta a casa aún en un hotel donde no hay cunas.

Es importante: cuando tiene su niño en sus brazos es obligatorio mantener su cabeza para que ella no se eche atrás. Es, en general, la única cosa que tienen que cuidar estrictamente, y en cuanto al otro -el cuerpo, el organismo del niño son bastante fuertes, no se puede deteriorar nada allí.

Alimentación del bebé

Su niño tendrá la alimentación artificial. Felizmente, las mezclas nutritivas modernas según su composición son muy parecidas a la leche mamaria, y contienen la mayoría de las cosas necesarias, por eso no hay que preocuparse del “retraso en desarrollo” eventual.

Que darle a comer

Pueden utilizar no importa cual mezcla nutritiva “seca” para los primeros meses de su vida, por ejemplo,  NAN 1, Humana Expert 1 o cualquiera otra según los consejos del médico pediatra. Existen las mezclas hipoalérgenas, se puede comenzar con ellas, pero si su niño soporta bien las mezclas ordinarias, es mejor darle a comer las mezclas normales.

La defecación normal es del color amarillo con los pedazos de la comida indigeridos, casi sin olor. Si la defecación después de unos días de su nacimiento es marrón, verde o tiene un olor agrio, etc. -es probable que hay que cambiar la mezcla (después de haber consultado el pediatra).

Cómo darle a comer

La primera semana, le dan al niño a comer 7-8 veces al día. Al niño cuya nutrición  es artificial es mejor darle a comer basándose en el horario y no cuando el bebé lo pida, porque cuando se utiliza el método de la nutrición artificial la leche  se queda en el estómago para más tiempo. 

 El volumen de la comida al día se puede determinar según la formula:

  • Si su bebé pesa menos de 3.2 kilos hay que multiplicar su edad (en días) por 70.
  • Si el niño pesa más de  3.2 kilos,  hay que multiplicar su edad por  80.
  • Entonces, resulta que la dosis aproximada de una comida son  40-50 gramos.

Durante la comida hay que cuidar estrictamente a la higiene. Para preparar la nutrición se utiliza ora el agua especial para los bebés (se vende en las farmacias y los supermercados), ora el agua potable hervido. La mezcla se toma con una cuchara seca y limpia. El biberón y el chupete hay que hervirlos antes de la comida durante 5 minutos como mínimo.  

El orificio en el chupete debe ser pequeño, la mezcla debe gotear y no fluir. Los chupetes se distinguen según la edad del niño. Necesitarán el menor : №1 o №2.

La preparación de la mezcla se produce por el método siguiente: el agua  en la botella se calienta hasta 37-40 centígrados, luego allí se echa la mezcla seca y se agita. En general, se disuelve en proporción 1 cuchara de la mezcla por 30 mililitros del agua (consultar las indicaciones en el embalaje).

Mientras dando a comer el biberón hay tenerlo de manera que el pezón siempre contenga la mezcla y no el aire. Si no es asi, el bebé tragará el aire lo que provocará cólicos.  En la inteligencia de esto es mejor comprar una botella  con la construcción anticólica (como, por ejemplo, los biberones de  Avent).

El niño mientras come  hay que tenerlo en los brazos en plano inclinado.

Si el niño dentro de algún tiempo manifiesta su inquietud, llora, es probable que le duela el vientre (cólicos). En este caso 2-3 veces al día hay que adicionar en la comida 10-20 gotas de Espumizan (debe ser discutido con el doctor).

Cuidado al niño

Los primeros días ningún cuidado especial se requiere.  Sólo hay que cambiar a tiempo los pañales, metedores y limpiar la piel del bebé. Luego, cuando regrese a casa, podrán bañarlo en la bañera.

Metedores

Se cambian los metedores 6 veces al día. El niño hace pis muy a menudo, pero no hace falta cambiarlos después de cada vez. Cambiando metedores deben poner al bebé sobre un pañal que es impermeable y absorbe el agua, ya que de otro modo se puede  ensuciar la cama.

Cambiando el meteor hay que frotar el perineo del bebé con una servilleta húmeda. Si el niño ha cagado  hay que lavar su culecito con el agua tibia bajo el grifo. Para las chicas es importante observar la dirección de lavar y frotar: de las genitalias hacia el culo.

Si irritaciones o intertrigos comienzan a aparecer bajo el metedor, hay que untar su piel bajo el pañal con la crema. No olviden de utilizar el polvo especial para niños.

Ropa

La regulación térmica del niño recién nacido no funciona bien. Hay que ponerle más ropa de lo que se pone a los adultos, pero, por otro lado no hay que fajarlo demasiado intensivamente. El fuente principal del refrigeramiento es la cabeza. Para que el niño no tenga frío hay que ponerle una gorrita de franela.

Hay que cambiar la ropa del bebé dos veces al día. La ropa sucia hay que lavarla con el polvo especial para los bebés o con el jabón para bebés – tales como, por ejemplo,  “Ushasty ñan” (una marca local ucraniana). Las cosas después de haberlas lavado hay que aclararlas intensivamente.

Cuidado al cuerpo

Una vez al día hay que limpiar el cuerpo del niño con las servilletas húmedas.

La nariz y las orejitas hay que limpiarlas con los palillos de algodón.

Se puede limpiar los ojos sólo con un tampón de algodón separado,  mojado con el agua hervida. Para cada ojo  debe ser utilizado un tampón separado.

Contra las irritaciones y los granos es la crema Bepaten que ayuda.

Mientras el niño sigue teniendo el cordón umbilical, hay que  poner unas veces al día gota a gota el peróxido de hidrógeno (3-5 gotas), el peróxido debe quedarse un rato dentro del obligo del bebé “chisporroteando”, luego se pone el algodón aquí y al final  se pone una gota del así llamado “iodo verde” (Virdis nitentis). En vez de “iodo verde”  se puede utilizar Clorofillipitis.  Deben consultar al médico acerca del tratamiento del ombligo.

Regreso a casa

Los niños saben aguantar muy bien el camino, por eso después de un par de días de la práctica no tendrán complicaciones en su regreso a casa. Se puede ir en avión, en tren o en coche. La cosa más importante es tener la posibilidad de calentar la comida. En cuanto a la higiene, para unas horas del viaje debe bastar un juego de las servilletas húmedas