Ley

Las relaciones entre la madre subrogada de una parte y el cliente de otra parte son reguladas por contrato que se firma conforme a:

А) Artículo 1 del Código Civil de Ucrania, que determina que la legislación Civil regula las relaciones personales  patrimoniales y  no patrimoniales (relaciones civiles) que se basan en la igualdad jurídica, expresión de voluntad libre e independiencia patrimonial de sus  participantes.

Artículo 6 del Código Civil de Ucrania que determina que:

1. Las partes tienen el derecho de firmar el contrato que no está estipulado por las actas de la legislación civil, pero corresponde a las bases generales de la legislación civil.

2. Las partes tienen el derecho de regular en el contrato, que está estipulado

por las actas de la legislación civil, sus relaciones, que no están reguladas por las dichas actas.  

3. Las partes del contrato pueden apartarse de las cláusulas de las actas de la legislación civil y reglar sus relaciones según su propio parecer.

Las partes del contrato no pueden apartarse de las cláusulas de las actas de la legislación civil si esto está claramente mencionado en estas actas así como en caso si la  indispensabilidad de las cláusulas de las actas de la legislación civil para ambas partes proviene de su contenido o de la esencia de las relaciones entre las partes.

4. Las cláusulas de la primera, segunda y tercera parte de este artículos se aplican de misma manera a los poderes y autoridades unilaterales.

Artículo 627 del Código Civil de Ucrania determina la libertad de contrato.  

De este modo, la firma del contrato según el cual una de las partes se compromete a prestar a otra parte los servicios de la gestación del niño concebido por el método de la fecundación extracorpórea y otra parte se compromete a aceptar los servicios y pagar por ellos corresponde completamente a los requerimientos de la ley.

Artículo 628 del Código Civil de Ucrania que determina el contenido del contrato.

Artículo 629 del Código Civil de Ucrania que determina la indispensabilidad del cumplimiento del contrato.

Artículo 639 del Código Civil de Ucrania que determina la forma del contrato.

B) Artículo 123 del Código Familiar de Ucrania regula las cuestiones relacionadas con la origen del niño concebido gracias a las tecnologías de la reproducción. Así, la segunda parte del dicho artículo estipula que el matrimonio que concebió al niño con la ayuda de las tecnologías de la reproducción, se determina como sus padres.

Además, el inciso 2.2. de la cláusula 2. del decreto del Ministerio de Justicia de Ucrania  №140/5 del 18.05.2003 determina  el orden de la formalización de los derechos paternales y maternales de los cónyuges a la base del consentimiento autorizado por el notario de la parte de la mujer que dió a luz al niño a la realización de las acciones en cuestión.

De este modo, las normas de la legislación ucraniana vigente determinan unívocamente a los cónyuges que según el contrato con la madre subrogada son la parte-cliente como los padres del niño concebido por vía de las tecnologías de la reproducción.

Las relaciones de la madre subrogada, del cliente y de la entidad médica son regladas por el contrato que se firma con motivo de la realización de la fecundización extracorpórea.

Con esto, las partes actúan conforme a las normas de la legislación de Ucrania, estipuladas en la cláusula А), así como a:

1. Artículo 4 de la Ley de Ucrania  «Las Bases de la legislación ucraniana sobre la salud pública» según el cual uno de los principios de la protección de la salud pública es :

el carácter multilateral de la economía de la salud pública y de su financiación, la unificación de las garantías de la parte del Estado con la demonopolización y la estimulación del emprendimiento y de la competencia;

decentralización de la administración del estado, el desarrollo de  la autogestión y de autonomía de los funcionarios de la salud pública a la base legal y contractual.

2. Artículo 48 de la Ley de Ucrania «Las bases de la legislación de Ucrania sobre la salud pública » que estipula la realización de la fecundación “in vitro” y la implantación del embrión que se hace según las condiciones y el orden establecido por el Ministerio de la Salud Pública de Ucrania,  por las indicaciones médicas de la mujer, mayor de edad, con la cual se realiza la dicha acción a condición del consentimiento de la parte de los cónyuges dado en forma escrita, de la garantía del anonimato de la donante y  la custodia del secreto médico.

3. Artículo 38 de la Ley de Ucrania «Las bases de la legislación de Ucrania sobre la salud pública» determina la libertad del paciente de escoger su médico y su entidad médica.

4. Artículo 79 de la Ley de Ucrania «Las bases de la legislación de Ucrania sobre la salud pública»  determina que las entidades de la salud pública, los ciudadanos y sus гeuniones tienen el derecho conforme a la legislación vigente de firmar ellos mismos los contratos (acuerdos) con las personas jurídicas y individuales extranjeras, tomar parte en la actividad de las organizaciones internacionales correspondientes, realizar la actividad económica exterior.

De este modo, las normas de la legislación de Ucrania antes mencionadas estipulan la posibilidad de la incorporación de las entidades médicas en las relaciones contractuales con las personas jurídicas e individuales diferentes con el motivo de prestar los servicios de su perfil, incluso los servicios de la fecundación extracorpórea.

El Decreto № 24 del 04.02.1997 del Ministerio de la Salud Pública de Ucrania determina el orden y las condiciones de la realización del tratamiento de la   fecundación “in vitro”.

Este documento estipula que:

la realización del tratamiento de la fecundación “in vitro” se realiza en los establecimientos médicos acreditados (cláusula1.2.);

la cuestión de la realización del tratamiento se resuelve después de la demanda de la mujer con la capacidad de actuar, con la cual debe ser realizado el dicho tratamiento y después de la solicitud de la parte de los cónyuges y su examen médico  (cláusula 1.3.);

la edad de la mujer con quien se realiza la fecundación “in vitro” no debe exceder 40 años

Con esto ni el Artículo 48 de la Ley de Ucrania «Las bases de la legislación de Ucrania sobre la salud pública » ni las cláusulas del Decreto № 24 del 04.02.1997 del Ministerio de la Salud Pública de Ucrania no tienen ninguna referencia a lo que la mujer según la solicitud de la cual se realiza  el tratamiento de su fecundación “artificial” debe indispensablemente ser uno de los cónyuges que dieron su consentimiento a la realización de este tratamiento y que asumieron las obligaciones de los padres acerca del niño.

De este modo,  en vista del contenido de las normas de la legislación de Ucrania en vigor se ve muy claramente la ausencia de cualquier restricción a la prestación por la entidad médica de los servicios de la fecundación extracorpórea, excepto las contraindicaciones personales médicas a la realización del dicho tratamiento.

Además, hay que mencionar que:

La convención de la protección de los derechos y de la dignidad personales acerca de la aplicación de la biología y de la medicina del 4 de abril de 1997 estipula la cosa siguiente:

Los intereses y el bienestar de una persona particular prevalecen sobre los intereses exclusivos de toda la sociedad y de la ciencia  (Artículo 2).

Las partes, teniendo en cuenta las necesidades médicas y los recursos disponibles toman las medidas correspondientes para garantizar, bajo su jurisdicción, el acceso de iguales derechos a la asistencia médica de la calidad adecuada (Artículo 3).

El reglamento de la fecundación in-vitro y la transplantación de los embriones, adoptado por la 39ª Asamblea  Mundial Médica (Madrid, España, octubre 1987) dice que:

La fecundización in-vitro y transplantación del embrión son un tratamiento accesible en muchas partes del mundo para curar la infertilidad.

Este método puede ser útil tanto para los pacientes particulares como para la sociedad en general, no sólo regulando la infertilidad sino también contribuyendo a la desaparición de las enfermedades genéticas y estimulando los estudios fundamentales en el dominio de la reproducción humana y de la anticoncepción.

De punto de vista ético y médico la asistencia médica a la reproducción humana es justificada en todos los casos de la infertilidad que no puede ser curada por métodos clásicos del tratamiento con medicamentos o del quirúrgico... en todos estos casos el doctor puede actuar sólo teniendo el consentimiento completo y libre esclarecido de la parte de las donantes y de las personas recipientes. El doctor debe actuar, ante todo, en los intereses del niño que deberá nacer como resultado del dicho tratamiento.

A este respecto  la Asamblea  Mundial Médica acoge con beneplácito y apoya la fecundación “in vitro“.  Luego, en la cláusula se trata de los conflictos éticos y jurídicos eventuales cuando se utilizan los óvulos, semen y embriones de donantes. Pero, en general, en cuanto a la utilización de los materiales de donantes durante el proceso de la fecundación in-vitro, este reglamento no sólo no los prohíbe sino apoya poniendo atención a la indispensabilidad de seguir las normas del derecho nacional durante la realización del tratamiento.

Tampoco el reglamento niega la posibilidad del uso de así llamadas paternidad y maternidad por sustitución según las cuales la mujer da su consentimiento a la fecundación “artificial” para concebir al niño que será posteriormente adoptado por el hombre o por su esposa.

Por otro lado, la Asamblea  Mundial Médica expresa su desacuerdo acerca de los tratamientos relacionados con la realización de la fecundación “in-vitro” a la base de pagos.

De este modo, las relaciones del cliente con la madre subrogada en general no son reprobadas por  la Asamblea  Mundial Médica. Y, si el cliente asume los gastos de mantenimiento de la madre subrogada durante todo el embarazo, garantizando las condiciones para el desarrollo del feto, entonces, la interpretación de los gastos del Cliente en este estilo corresponde por completo a los principios del reglamento.